preloader
Marbella
Marbella Real, Local 1
Bulevar Príncipe Alfonso Hohenlohe
At. Cliente
info@shekari.es
(+34) 900 696 604

Construcción industrializada: La transición, un desafío para España

Concepto y ventajas de la construcción industrialilzada.

La construcción industrializada o construcción offsite es un concepto que viene a optimizar los procesos en la edificación utilizados convencionalmente.

Consiste en la producción industrializada en fábrica, normalmente por módulos, de los componentes que conformarán la obra final. Y, tenemos que destacar, que es un sistema adecuado tanto para construcciones nuevas como para rehabilitación de edificaciones antiguas.

La realidad en la implementación de avances tecnológicos tales como la automatización robotizada en los procesos industriales, el renderizado e impresión 3D y el uso de drones, unidos a la necesidad de detener el deterioro medioambiental hace necesaria esta transición en el sector.

Y es que a la hora de comparar este proceso con la construcción tradicional la mayoría son ventajas:

  • Mejora la interacción con el cliente a la hora de proyectar y ajustar los diseños a las demandas.
  • Acorta los plazos de ejecución. Aproximadamente un 70% de media gracias a la especialización y adecuación de procesos en el entorno de trabajo.
  • Optimización de costes de producción y personal. La facilidad en la previsión de materiales disminuye la generación de residuos. La construcción en seco reduce el consumo energético y de agua y además, esta optimización afecta al número de trabajadores necesario y lo reduce.
  • Proporciona entornos de trabajo más controlados y seguros. La construcción industrializada reduce los riesgos laborales debido a los entornos de trabajo controlados. En ellos, se minimizan los riesgos de lesiones por uso de maquinaria manual o caídas desde grandes alturas.
  • Mantenimiento más sencillo en caso de modificaciones o reparaciones gracias a la mayor facilidad de ensamblaje de los elementos prefabricados.
  • Facilita la integración de sistemas de automatización y eficiencia energética. Sistemas de aire acondicionado, calefacción, ventilación o seguridad.

 

Fachada de construcción modular en Shekari Fondo de Recuperación Europeo para la rehabilitación eco-sostenible

Pese a las ventajas mencionadas, este sistema sólo representa el 1% del total de la construcción en España.

Los planes de la Unión Europea son los de conseguir que los países miembros respeten las condiciones de la neutralidad en carbono para 2050 como lo son también para el resto de países de la ONU. Esto significa que se han de equilibrar las emisiones de dióxido de carbono con la cantidad equivalente a la retirada de la atmósfera.

Es importante pues, el cambio en los procesos de edificación y rehabilitación. Y es que se estima que, un 36% las emisiones de gases de efecto invernadero y un 40% del consumo de energía total provienen de las edificaciones.

Aquí es donde aparecen las ayudas recibidas por España de los Fondos de Recuperación Europeos. Se han cifrado en alrededor de 1650 millones de euros lo que supone un 6,2% del total de ayudas comunitarias incluidas en los Presupuestos Generales del Estado. Éstas, unidas al presupuesto nacional, cifrado en 602 millones de euros, suman un total de más de 2250 millones de euros destinados a vivienda. La idea del gobierno es combinar este presupuesto con inyección de capital privado para hacer el proyecto más ambicioso, lo que se conoce como Blended Finance o financiación combinada.

Por lo tanto, el plan de recuperación prevé rehabilitar más de 500.000 viviendas en los próximos tres años, para convertirlas en más eficientes energéticamente hablando. El Plan Nacional Integrado de Energía y Clima (PNIEC) de España aporta el marco director del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia de España, a través del cual el gobierno pretende conseguir la renovación de 1,2 millones de viviendas en los próximos 10 años, con especial interés en instalar una envolvente térmica en los edificios.

 

Conclusión

Como comentábamos anteriormente, el sistema de construcción industrializada en España supone sólo un 1% en el sector. Según datos de la Plataforma para Industrialización de Viviendas (PIV) en Alemania constituye un 9%, en Reino Unido se sitúa en cerca de un 7% y lejos están Holanda (50%) y Suecia en donde ya supone casi la totalidad de la producción.

Estamos pues, ante una revolución tanto necesaria como inminente en el sector. Es notorio que se necesita reciclar y adecuar poco a poco tanto la industria y las infraestructuras como a los trabajadores.

La optimización de procesos, el abaratamiento de costes, el acortamiento de plazos y el crecimiento en las prestaciones del producto final son evidentes. Pero, sobretodo, por la mejora en la eficiencia energética tanto en los procedimientos como en el resultado final parece que la transición es segura y necesaria.

Author avatar
Alberto Rodriguez

Publicar un nuevo comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Usamos cookies para brindarte la mejor experiencia.